domingo, 29 de abril de 2018

PROYECTO EL AGUA

Hemos comenzado con un nuevo proyecto: El agua.
Las familias están aportando envases, jeringuillas, juegos de agua, libros, cuentos... para nuestro rincón.
De momento, los niñ@s están experimentando repartiendo agua en distintos envases, cogiendo agua con jeringuillas, transportando agua... Están encantados. El día que les toca ese rincón disfrutan muchísimo. Cuando terminan de jugar, tienen que echar todo el agua en una garrafa y van aprendiendo la mejor forma de hacerlo: con un embudo grande para que así derramemos lo menos posible. De todas formas si se cae algo (siempre se cae), enseguida van a por la fregona. Salen muchos voluntarios, jajajaja.
Estos son los primeros pasos que estamos dando. Todavía nos queda mucho por aprender y descubrir.

 

 

 

 

 

 


JUEGOS FAMILIARES

Últimamente no he subido las sesiones de juegos familiares que hemos tenido, por falta de tiempo. Os pongo los juegos y las fotos de varios días.

MONIGOTE NUMÉRICO: se le da a cada niño una tarjeta con un monigote lleno de números. Se va tirando por turnos el dado y el niñ@ que lo tira dirá qué numero ha salido. Todos los que tengan ese número lo colorearán. Cuando hayan dado una vuelta, se pondrán dos dados, para ir metiendo algo más de dificultad. Gana el que termine antes su monigote y lo tenga bien, claro. Podemos ir apuntando en una hoja los números que vayan saliendo para luego poder comprobarlo.





LECTURA EN SILLAS: Se colocan las sillas en el centro de la clase en dos filas (respaldo contra respaldo). En cada silla se pega una palabra. Tendremos las mismas palabras en una bandeja. A una señal, las lanzaremos al aire. Han de coger una palabra y sentarse en la silla que tiene la misma palabra que han cogido.





 -      Dobles con dados: por turnos vamos tirando el dado. El que lo tira, cuenta o dice el número que ha salido. En el centro habrá una gran cantidad de tapones. Todos han de coger el doble de tapones. Cuando todos lo tengan bien, tira el siguiente. Así hasta que todos hayan tirado. Como son pocos niños podemos hacer alguna ronda más.






-      Pesca de palabras: haremos tres grupos de pescadores. Cada uno se pondrá en un lado de la clase. Se pintará un círculo en el suelo (río) y dentro se pondrán tarjetas con palabras o dibujos (peces). Por turnos vamos pescando. El que pesca intenta leer lo que pone y dice si esa palabra suena a “m” o no. En el suelo habrá dos folios uno con una “m” y otro con una “m” tachada. La tarjeta se pondrá en el folio que corresponda, según suene a “m” o no.




        - JUEGO CARTAS UNO: jugaremos de la forma más sencilla. Se reparten 4 cartas (para que puedan sujetarlas bien) y han de seguir el número o el color. El padre/madre/profe, empieza poniendo una carta. En orden, al que le toque, tiene que poner encima una con el mismo número o el mismo color. No tendremos en cuenta lo de robar dos o cuatro…. Eso lo dejaremos para más adelante. Terminaremos cuando se hayan quedado sin cartas. Podemos hacer más rondas.




                   GRUPOS DE SÍLABAS: Se reparte una tarjeta a cada niñ@ con una sílaba: la, le, li, lo, lu. Al ritmo de la música, bailamos y vamos cambiando las tarjetas. Cuando la música para, se han de agrupar los que tienen la misma sílaba. Se repetirá varias veces. 



-      JUEGO DE LA OCA: jugaremos con dos dados, para seguir trabajando la suma. En orden, un niñ@ tira dos dados y cuenta los puntos de los dos (los cuenta el que tira). Contará con su ficha las casillas que correspondan. Tiene que leer la sílaba en la que ha caído. Al principio podemos ayudarles, marcando la posición de la lengua, diciéndoles: la l le da la mano a la….a/e/i/o/u…. En las siguientes rondas, ya intentar que lo lean solos. Si no aciertan, vuelven a empezar.


 

           CASITA DEL 10: Los niñ@s tendrán que elegir un colgante con un número y se tendrán que juntar con otro niño de manera que juntos sumen 10. Hay que dejar que lo hagan ellos solos, aunque se equivoquen. ¡No pasa nada! ¡Queremos que piensen y razonen! Si al final hay que ayudarles, les ayudarán otros niños. Cuando se emparejen (bien o mal) se ponen en fila y por turnos tienen que llamar al timbre de la casita del 10. La persona que vive allí (madre o profe) les dice: Buenos días,   ¿Quién llama a la puerta? Y ellos dirán: Yo soy el 4 y yo el 6, por ejemplo. La dueña de la casa dice: ¿Y podéis pasar? Entonces ellos ponen cada uno el número que tiene con dedos y cuentan. Si suman 10 pasan, si no se quedan fuera y luego les daremos otra oportunidad.
Insisto en que tenemos que dejarlos que ellos piensen y deduzcan. No pasa nada si no lo hacen bien. Luego les damos otra oportunidad. Pero si se lo decimos, no aprenderán. Para aprender hace falta equivocarse. Además, luego pediremos ayuda a los compañeros.

 
             CAZANDO PELOTAS DE PING PONG: este juego lo haremos por equipos. Primero jugará un equipo y los demás animaremos. Se reparte una especie de cazamariposas a cada uno del equipo. Los papás lanzarán pelotas de ping pong dando un bote y ellos tienen que cazar las pelotas. Se lanzarán 20. Luego, cada uno contará las que ha cogido. Un niñ@ de los otros equipos, apuntará los aciertos y luego veremos cuántas ha cazado cada equipo.


 


 


















LOGOPEDIA CON CUCHARAS DE PLÁSTICO

Cada vez que nos tocan las sesiones de logopedia con Sagrario estamos atentos a ver qué nos trae, porque siempre nos sorprende con cosas que a los peques les encanta.
Esta vez ha venido con cucharas de plástico. 
Con la cuchara vamos a ir marcando un punto cercano a la boca, para que la lengua se dirija hacia allí. 


Todos estamos ya con nuestra cuchara.
Parece fácil, pero no siempre lo es.



Ahora empujamos a la cuchara
con la lengua.
Bailamos la cuchara sin tocarla.

Y después... llevaremos un pompón en la cuchara sin que se caiga. ¡Manos atrás, chic@s!



 






ESCRIBIMOS EN PAREJA

Como ya sabéis, en clase trabajamos mucho por parejas de ayuda. En esta ocasión, escribimos en pareja. Cada vez le toca a uno escribir. Pero lo van a hacer en pizarra velleda, porque es mucho más agradable que escribir en papel (sobre todo cuando están empezando). Si les sale mal, lo borran con mucha facilidad, tienen espacio amplio para escribir, necesitan hacer menos presión con el rotulador, en fin.... que a ellos les gusta mucho y a mí también. 
Yo les digo lo que tienen que escribir y ellos deciden quién empieza. Luego ya va por turnos. El que no escribe puede decirle algo si lo ha hecho mal, le puede dar pistas de cómo se escribe, pero nunca se lo tiene que hacer él. 
La verdad es que una manera divertida de trabajar y aprender.

 


 



Datos personales

Mi foto

¡Me encanta mi trabajo! ¡Disfruto mucho con mis peques de Infantil!